lunes, 16 de mayo de 2011

DMG


DMG Grupo Holding S.A comúnmente conocida por sus siglas DMG (David Murcia Guzmán), es una empresa colombiana, intervenida luego de la caída de múltiples pirámides en Colombia y siendo esta parte de la crisis de las pirámides de Colombia, por lo que es acusada por las autoridades financieras y los medios de comunicación de prácticas tales como lavado de activos, los cuales son sancionados en Colombiana bajo la figura de "captación masiva e ilegal de dinero".

DMG llegó a tener sucursales en Panamá, Venezuela y Ecuador, todas de las cuales ya fueron intervenidas por los respectivos gobiernos como a su vez se tenían planes de expansión a Brasil, Perú y México. DMG fue intervenida y disuelta por las autoridades colombianas el 18 de noviembre de 2008, seguida por acciones similares en Panamá, Venezuela y Ecuador. David Murcia fue detenido en Panamá, recluido en la cárcel La Picota en la etapa preliminar de su juicio y actualmente se encuentra extraditado en los Estados Unidos.

Intervención Gubernamental

La intervención al grupo DMG aconteció el 15 de noviembre de 2008 mediante el decreto 4334 que había sido firmado por el presidente y los ministros. En respuesta, David Murcia Guzmán afirmó tener toda la documentación de la empresa en regla, además de ser "víctima de una persecución por parte del gobierno", luego que se le investigara por tres años sin que le hallaran nada. Pese a ello, la intervención se dio días después de que se cayeran múltiples pirámides en el país, pero desde ya hacia un tiempo el gobierno había interceptado llamadas desde que se descubrió el envio masivo de dineros por parte de este grupo.

El 19 de agosto de 2007 fueron hallados 6.509 millones de pesos (aprox. USD 3.250.000), empacados y escondidos en cajas con sellos falsos del Plan Colombia, en La Hormiga, Putumayo. Se creía que estos dineros eran de las FARC. Durante el proceso estos dineros fueron reclamados por David Murcia, dueño del grupo DMG S.A. El 2 de febrero de 2008, la Fiscalía General de la Nación inició el proceso de extinción de dominio sobre el dinero hallado. Por estos hechos el fiscal instructor solicitó una investigación al grupo DMG.

Si bien las autoridades colombianas venían sospechando que se trata de un esquema Ponzi (usualmente llamadas "Pirámides" en Colombia), o de lavado de dinero, sólo hasta el 17 de noviembre de 2008 y amparado bajo un decreto de estado de emergencia, el Gobierno colombiano, en cabeza del Presidente Alvaro Uribe Vélez y secundado por las autoridades financieras, así como por la Fiscalía de Colombia y las máximas autoridades de policía del país, afirmó que DMG era una pirámide y suspendió las operaciones de DMG, ocupando sus 61 sedes en Colombia e incautando activos. El estado de emergencia había sido decretado a raíz de una huelga del sector judicial ocurrido en septiembre de 2008, y pocos días antes el desmoronamiento del presunto esquema Ponzi Proyecciones D.R.F.E. (Dinero Fácil, Rápido y Efectivo).

David Murcia había advertido en su blog y en entrevistas que Proyecciones D.R.F.E. colapsaría y pondría en 'el ojo del huracán' a DMG. Murcia acusa al Grupo AVAL, el principal grupo financiero de Colombia, de estar detrás del escándalo de Proyecciones D.R.F.E. como un plan para que el Gobierno interviniera en DMG. Asimismo a través de los mismos videos, Murcia había advertido al Gobierno colombiano, que de continuar el evidente asedio institucional hacia DMG, 200.000 familias colombianas, que dice tener Murcia como inversoras en DMG, se lanzarían a las calles en contra de las medidas. Los abogados de Murcia se retractarían el lunes 17 de noviembre, día festivo, en horas de la tarde en rueda de prensa, y pedirían excusas por el tono amenazante de Murcia hacia la institucionalidad del país.

También en Panamá, donde DMG tenía sucursales en cuatro ciudades del país, fue allanado el 20 de noviembre por el Ministerio Público, mientras que el Ministerio de Comercio e Industrias ordenó el cierre de la empresa en Panamá. Decenas de clientes de DMG en Panamá se apersonaron a las oficinas, tratando de rescatar sus inversiones, preocupados por el destino de éstos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada